SEE YOU SOON, UGANDA!

Doha. Primera parada. Vuelta al lujo de vuelta a casa.

Madrid. Qué nervios.

Seres queridos que vivís en España, os hago partícipes de la intensa, inmensa y constante tentación que he tenido de quedarme en Uganda a pasar las Navidades. Un rum rum que lleva dentro casi desde que llegué pero que he escuchado más alto en las últimas semanas, cuando la pregunta constante de todo el mundo allí ha sido “Auntie, are you staying with us for Christmas?”. Y es que no es un “te quedas en Navidad”, es un “te quedas con NOSOTROS en Navidad”. Y es que esta primera persona del plural lo cambia todo.

En fin que me vuelvo con una pena penita pena, que tan bien canta mi hermana, que vacía mi pecho esta noche de espera en Doha. Pero no pasa nada porque es una pena bonita, al contrario que otras veces, porque esta vez mi regreso está a la vuelta de la esquina.

Os tengo que reconocer, que de momento, se me hace raro estar sola. Llevo meses conviviendo con mucha gente, y estar ahora aquí en el aeropuerto tantas horas sin hablar con nadie, es extraño. Bueno con nadie nadie tampoco, que el Duty Free puede dar para mucho. Ja.

Y es que Malayaka House es una especie de comuna hippie, un precioso lugar de encuentro y convivencia de especies diversas: niños, adolescentes, aunties, voluntarios, perros, gatos, cabras, patos, palomas, camaleones y hasta una curiosa especie de caracoles gigantes. Sin olvidarme de los clientes de la Pizza Night de los martes y jueves, y de los turistas americanos que vienen de visita preguntando si pueden ver a los niños.

Así que aquí en mi soledad y aprovechando que tengo unas cuantas horas de espera, he decido tirar de blog para contaros cómo me siento en esta mi tercera despedida de Uganda.

Tengo la mente y hasta el cuerpo entero llenos de sentimientos. Y un objetivo conseguido: he aprendido mucho. Me llevo millones de recuerdos, imágenes, momentos y personitas dentro. Algunas seguirán ahí cuando vuelva, y otras no porque ya habrán vuelto a casa. Y eso es lo que ha cambiado para mí, ahora tengo dos. Casas, digo.

He vivido Uganda y he aprendido de los ugandeses. De los voluntarios de Malayaka House y de los de la Babies Home. Sé algunas palabras en luganda, aunque pocas, como por ejemplo, mukuano. Amigo.

Amigos y gente extraordinaria. Voluntarios de varias partes del mundo que han dedicado su tiempo a estar con los peques y que cada uno, en mayor o menor medida, a través de esos pequeños detalles tan importantes, han ayudado y ayudan a cambiar la realidad de estos niños y de otros no ya tan niños.

He jugado, saltado y achuchado. Besado y abrazado. He aprendido cómo funciona un orfanato en Uganda, organizativa y legalmente. He aprendido de dientes rotos, estados febriles, de paños y duchas de agua fría, de malnutrición, gripes, malaria, huesos rotos y hasta de varicela. He dado clases con mi inglés chuchurrío. He pintado, cavado, plantado, recogido tomates. He hablado, compartido y analizado proyectos futuros. He y he y he… pero sobre todo he querido como nunca y he sido super feliz.

Y si de estos meses tengo que elegir una sonrisa, me quedo con la de Danny cuando le pusieron los dientes nuevos. Un abrazo, uno enorme de Shakira cuando volví de Fort Portal hace un par de días. Un beso, varios, los de los peques de la Babies antes de irse a la cama, o los de Ishmiat al despedirme hoy de él. Un olor, las aunties cocinando rice and beans. Una mirada, los ojitos de Mara. Un color, el del lago Victoria cuando amanece. Una lágrima, en la despedida. Un viaje, estos meses. Un sueño, volver.

Y aquí lo dejo que mi cansancio no da para más. Cambio de tema rápido para agradecer a todos los que fuisteis a la fiesta solidaria o colaborasteis con la fila cero. La noche fue todo un éxito y los fondos recaudados nos ayudarán a pagar parte de los “school fees” del próximo año.

¡Feliz Navidad a tod@s y una vez más, gracias por estar ahí!

Amanece en el Lago Victoria…

20131104_063108

Advertisements

About bea

Vivo en Uganda donde colaboro con lo que se ha convertido en mi nueva vida: la casa de acogida Malayaka House. En este blog pretendo contaros sobre este proyecto, así como mis experiencias en Uganda, y poder haceros llegar un pedacito de aquello y de lo que estamos haciendo.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

2 Responses to SEE YOU SOON, UGANDA!

  1. Luz says:

    Te esperamos Bea. Buen viaje. Un besazo

  2. carmen says:

    Buen viaje, feliz Navidad!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s