PROYECTOS NUEVOS en una BONITA HISTORIA

Hace unos días me di una ducha de agua caliente en Malayaka House. Era la primera vez, y fue un poco como la primera ducha de agua caliente de mi vida. Acostumbrada al agua fría fresquita de todos los días, fue como un cosquilleo por el cuerpo.

Y es que como os podréis imaginar las duchas de agua caliente son un privilegio en Uganda. Con dinero se pagan calentadores eléctricos, y así turistas, trabajadores de la ONU, etc pueden permitirse ducharse como lo hacen en sus países, todos los días calentitos todo el tiempo que quieran.

Este milagro en Malayaka House ha ocurrido gracias a un tal Captain Jack, y me gustaría contaros la historia. Y así de paso hago caso a mi padre y comparto con vosotros las noticias y avances que pasan en Malayaka House.

Un día como otro cualquiera aparecieron en nuestra casa dos americanos con unos músculos de un tamaño que yo solo había visto en las pelis de Silvester Stallone (que no es que las vea mucho, pero es por poner un ejemplo). Dijeron que trabajaban en la embajada americana, que tenían mucho tiempo libre y que querían venir a echar una mano.

Desde el primer momento conectaron con los peques, que alucinados, trataban con sus mejores esfuerzos de sacar tanto músculo como ellos con sus pequeños bracitos. Amina, en lugar de eso, les pedía que la lanzaran por los aires. Y nunca la he visto, literalmente, volar tan alto.

salto

(este de la foto no es Jack, es Carlos, otro voluntario fortachón que hemos tenido en la casa… pero así volaba Amina! Carlos, a tí tb te queremos!)

Tras varios días aparecieron otros dos tipos más, igual de mazados que ellos. Todos se referían a uno de ellos como “Captain”. Y es que resulta que ni embajada ni gaitas, que eran de las fuerzas especiales del ejército de los Estados Unidos. Esos que se adentran en misiones secretas contra Kony y su guerrilla, y que se cargan a gente y luego aparecen en los periódicos de Uganda como una gran noticia.

Pues aquí les teníamos. Y nosotros con estos pelos.

El día que vino Captain Jack, Robert le enseñó la casa y los distintos proyectos que estábamos llevando a cabo. Un tipo serio, de pocas palabras, preguntas concretas y directas, que solo sonreía cuando algún niño le abrazaba. No muy alto, fuerte que no veas, calvo y con un prominente bigote negro. Genuino sin duda.

Antes de irse le comentó a Robert que le gustaría ayudar a conseguir dinero para Malayaka House, y le pidió que le enviara una lista de las cosas que necesitábamos. Robert escribió un folio entero, que si colchones y camas nuevos para los peques, que si una nevera nueva, y luego una lista de proyectos orientados a generar un ahorro en los gastos generales de la casa.

Jack tardó algo más de 1 mes en volver porque según nos dijo estaba en una misión que se había complicado. Pero una semana después de su visita, recibimos una noticia alucinante de USA: su suegra, que resultaba tener una “charity organization” en Estados Unidos, había decidido donar a Malayaka House 20.000 dólares, en honor a su valiente yerno, para ayudar con las ideas que Robert les había propuesto. Impresionante.

Nos gusta pensar que a Captain Jack le gustó lo que vio aquí, los niños, la casa, Robert, los proyectos… y que simplemente la magia de este lugar se hizo un huequito también en su corazón. Solo necesitó unas horas para convencerse y con su gesto, y el de su familia, él se hizo también un hueco en los nuestros. Gracias Jack.

Y es ahora cuando me pongo el sombrero de Malayaka House y os cuento algunas de las cosas que hemos podido hacer con este dinero:

Lo más inteligente que se puede hacer aquí es apostar por la autosuficiencia. Por una parte porque supone un ahorro de costes, y por otra, porque en temas como electricidad, abastecimiento de agua, etc., éste país deja mucho que desear, y no hay semana en la que no se vaya la luz durante horas, ni quincenas en las que durante un par de días no se vea salir ni una gota del grifo.

Con estos fondos hemos sido capaces de construir y desarrollar un “cojo-sistema” (cojonudo para los que no lo pilláis) de recolección de agua de lluvia, y comprar e instalar dos calentadores de agua solares.

IMG_0346Ya teníamos varios depósitos para recoger agua de lluvia, pero no habíamos nunca tenido ni la oportunidad ni el dinero de montar un sistema en condiciones. No hasta esta vez.

Hemos construido un depósito de agua enterrado, de unos 3 metros de profundidad que se llena con el agua de lluvia que se concentra en canalones situados alrededor de todos los tejados de las casas. También hemos podido renovar los tanques que teníamos y comprar alguno más grande.

Así que cuando llueve como llueve aquí, que en general es a raudales y durante poco tiempo, los depósitos se llenan de agua de lluvia, que después podemos utilizar, bombeándola desde el depósito o utilizando a nuestra amiga la gravedad para llevar el agua a baños, cocinas, etc.

Por cierto, increíble cómo construyeron el depósito enterrado: 4 tíos trabajando durante 5 días con pala en mano escavando centímetro a centímetro hasta llegar a los 3 metros. Las máquinas excavadoras no están de moda en Uganda.

IMG_0311

Éste de la foto es Paulo, uno de los amigos de Hakim, que desde hace casi un año, y gracias a unos fondos que recibimos de una fundación americana para ayudar a adolescentes en riesgo social, trabaja con nosotros. Poca gente trabaja tan duro como él, con tanta dedicación, tanta energía y siempre tan humilde y educado, y siempre con una gran sonrisa. ¡Yo le adoro!

IMG_0381

El otro proyecto que hemos podido llevar a cabo gracias a Jack ha sido que auntie Bea se duche de vez en cuando con agua caliente. Yo y todos los que vivimos en Malayaka House disfrutamos de vez en cuando de este lujo, gracias a dos calentadores de agua solares.

IMG_0413

Me he puesto yo primero porque me he dado cuenta de que esto es algo también cultural, y en un país donde desde que naces te bañan con agua fría, y donde las temperaturas son así, en general, agradables, no es algo tan importante.

El otro día le quitamos a Hannah una escayola que tenía en el pie, y le pregunté después si quería darse una ducha de agua caliente para quitar los restos. Me dijo “yes auntie” con cara de alegría. A los dos minutos de ducha me miró y me dijo “Ayss auntie Bea, this water is very hot. I want it cold”. Y para mí el agua estaba tan solo un poco calentita!

Además de para duchas, cuando el sol está de nuestra parte, las aunties pueden lavar la ropa con agua caliente y hacerle un corte de manga a los gérmenes que sobreviven contentos al agua fría.

Volviendo al sombrero de Bea otra vez, os diré que en este, como todos, competitivo mundo de las ONGs, donde es complicado recibir fondos porque desgraciadamente las necesidades son muchas, que aparezca alguien como Captain Jack en Malayaka House es como haber recibir un regalo caído directamente del cielo. Y es bonito, no? que un soldado entrenado para matar gente, se dedique en su tiempo libre a ayudar a niños huérfanos y haga nuestros sueños realidad. Igual el mundo no está tan deshumanizado al fin y al cabo.

IMG_0463

Advertisements

About bea

Me voy a Uganda a colaborar con lo que se ha convertido en mi nueva vida: la casa de acogida Malayaka House. En este blog pretendo contaros sobre este proyecto, así como mis experiencias en Uganda, y poder haceros llegar un pedacito de aquello y de lo que estamos haciendo.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

2 Responses to PROYECTOS NUEVOS en una BONITA HISTORIA

  1. Maria says:

    Me quitó el sombrero guapi, eso si que es saber invertir el dinero. Me encanta leerte, ya lo echaba de menos. Muchos besos.

  2. jaime vargad says:

    la verdad que leyendo estas cosas le dan a uno ganas de dejar atras este llamado primer mundo egoista e irse a apoyar personalmente a estas causas que son las que realmente hacen de este mundo algo bueno enhorabuena por vuestro esfuerzo y pasion un saludo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s