DE LOS VOLUNTARIOS

Hoy he decidido dedicar este espacio a los voluntarios que nos visitan, y que a través de sus palabras, os llegue también un pedacito de lo que es Malayaka House.

Esta vez ha sido un grupo de 5 españoles, tres vascas y dos madrileños, que además de hacer buenas migas y formar un grupo con muy buen rollo, han repartido cariño a nuestros niños a destajo.  ¡Sois geniales!

Y no puedo hacer otra cosa que admirar y agradecer lo que los voluntarios que vienen a visitarnos hacen por estos niños. No es solo que pasen tiempo con ellos, que bailen, canten, jueguen, abracen, besen y ayuden haciendo “homework” o doblando las toneladas de ropa que las aunties tienen cada día, o fregando los cacharros, o ayudando a cocinar… es que se dejan un pedacito de corazón aquí con nosotros, y entre todos los que han venido en estos años, de distintas culturas, formas de ser, nacionalidades, costumbres… vamos construyendo un corazón muy grande que bombea para seguir haciendo lo que hacemos cada día: luchar por un futuro mejor para estos niños.

14484931_10154717772911162_5988645626189227304_n

Os regalo aquí hoy la experiencia de cuatro de ellos: (¡gracias chicos!)

Uncle Victor:

14333051_10209390360387334_167508751238372581_nPocas vueltas están siendo tan duras como esta. Una experiencia increíble inexplicable con palabras, miles d momentos especiales cada día. Quería dar las gracias a varios héroes y heroinas de Malayaka House, Antie Bea Gutiérrez, uncle Robert, anties ugandesas, anties españolas y sobre todo a los niños d la casa sois increíbles. He tenido la oportunidad d conocer gente con historias de lucha de superación, sobre todo d dar todo x los demás. Muchas veces cuando decía donde iba la gente siente una especie de admiración…”hostias que huevos”, “q Valiente”, “q grande”… NO, los valientes las grandes personas están allí luchando a diario y desde aquí recomiendo (y perdón por la chapa) aquel q esté buscando la felicidad y no la encuentra en viajes exóticos, placeres caros, antojos q no necesitamos…que vaya a MALAYAKA HOUSE y allí la encontrara Xq una persona no puede hacer mucho pero muchos hacen la diferencia. Espero haberos hecho reír un poquito a mi m habéis dado mucho. Gracias por todo familia y espero volver pronto!”

Auntie Esti:

14502912_10154717776511162_833493672523607504_nEste verano he tenido la suerte de ser una de las voluntarias de Sep 2016 en Malayaka House, donde no solo acogen a niños abandonados, sino que los cuidan, miman y educan de la mejor forma que se puede hacer, dandoles todo tipo de cariño, facilidades y apoyos para su buen desarrollo. El mismo cariño y dedicacion tienen Bea y Robert tb con las Anties que trabajan en Malayaka House, voluntarios, perros, gatos,chickens, conejos y demases de la casa. 

Sois una gran familia Malayaka!!! Y ha sidoun placer ser parte de vuestra vida y de vuestro día a día. Espero volver a veros muy pronto. Antie Esti, Pretty, Turururu…..jijiji!!

Auntie Aitzi:

14517652_10210073706415643_3820102383180748013_nSer voluntaria en Malayaka House ha sido INCREIBLE!! Una experiencia única en la vida que espero repetir en un futuro.

Es imposible escribir todas las vivencias de estas 3 semanas pero lo resumiria así: Los niños son felices!!
Independientemente de las malas experiencias anteriores de cada uno, alli se encuentran un hogar de verdad. No solo con las necesidades básicas cubiertas sino con el suficiente cariño para vivir con la seguridad de que ya nadie les va a dejar tirados.

Saben que tanto Antie Bea como Uncle Robert siempre se van a asegurar de que estén bien y sean felices y eso se nota en el ambiente de la casa.

También se contagia, asi que los niños se ayudan entre ellos, comparten la comida, los juguetes, las risas, los bailes… Se apoyan cuanto uno está mal o cuando son demasiado pequeños para vestirse, empujar el carro o para echarse rice and beans en el plato!
Es un paraiso en medio de una realidad muy dura pero que es posible gracias al esfuerzo también de las aunties que hacen que esa gran rueda nunca se pare.

Dejo una anéctoda de las tantas que hemos vivido:
Ishmat me dijo un dia que queria pegarse unas alas de murcielago en la espalda para poder volar hasta la luna. Una vez alli, podría comer muchas chucherias y al volver me decia que se se iba a hacer tan famoso por haberlo conseguido, que la gente le daria muchisimo dinero, desde donde estabamos hasta el final de la valla de Malayaka house, todo lleno de dinero. Ese dinero se lo daria a Antie Bea y Uncle Robert para poder comprar dulces, ir todos los niños a la piscina y comprar comida; rice and beans para todos. Eso es la felicidad para un niño en Malayaka house!

¡¡Muchisimas gracias por todo!!!

Auntie Maribel:

Voy a ser sincera. Pocos días antes de que empezara esta “aventura”, aparecieron todos mis miedos…¿Seré capaz de adaptarme, de aportarles algo , les podré ayudar? ¿Ingles?..pero nada más atravesar la puerta de este pequeño “oasis”, todo cambió.

img-20160927-wa0003

Los niños nos acogieron con mucha alegría y llamándonos anties y uncles. Según pasan los días, te das cuenta de que es a ti a la que te van a aportar un montón de cosas, alegría, generosidad, compañerismo.. ( aunque parezca una frase hecha, es un realidad).

Ellos (los niños), son unos afortunados de haber “llegado” a Malayaka house. Tienen todas las necesidades básicas cubiertas y sobre todo y ante todo muuuucho cariño y amor, gracias a las súper anties que conviven con ellos día tras día y a los (para mi) súper héroes, BEA y ROBERT.

Ella, tan dedicada al cuidado diario de los 39 niños y de los perros y gatos que conviven con ellos (tendríais que ver su habitación, siempre llena de 5 perros y 7 niños como mínimo..jeje!) todos son una gran y magnifica familia.

Él…un genio!! siempre maquinando y trabajando para sacar adelante distintos proyectos que mejorarán si cabe la vida de todos ellos.

Gracias, gracias y gracias a todos por esta experiencia que no me la quitará nadie, pase lo que pase.

Mención especial a mis super compis de la guest-house..sois los mejores!! I miss you!!

Si tuviera que puntuar este experiencia del 0 al 10…10.5!!

Antie Mary…

——————

¡GRACIAS A TOD@S!

 

Advertisements

About bea

Vivo en Uganda donde colaboro con lo que se ha convertido en mi nueva vida: la casa de acogida Malayaka House. En este blog pretendo contaros sobre este proyecto, así como mis experiencias en Uganda, y poder haceros llegar un pedacito de aquello y de lo que estamos haciendo.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s